Crónica de concierto

Gineta Rock 2023 - Salón municipal - La Gineta - 30/09/2023

Inicio » Cronicas » Gineta Rock 2023 - Salón municipal - La Gineta - …

Esta XV edición del Gineta Rock se presentaba con grandes novedades en relación a todas las anteriores y también con un gran salto cualitativo y cuantitativo con aires a convertirse en uno de los grandes festivales de verano de nuestro país.

Por primera vez la organización habilitó dos escenarios, el Corazón de Metal, como siempre, en el interior del Salón Municipal de La Gineta y el Gineta Rock Stage que se situó en el exterior y donde actuaron la mayoría de pesos pesados del festival. Con esta acción se consiguió aumentar el número de bandas presentes en el festival y también evitar las pausas que tan pesadas son para los asistentes mientras cambian el escenario de una banda a otra.

Además, también por primera vez, se habilitó una zona de acampada que tuvo bastante éxito. Un avance en toda regla para un festival que lleva ya bastantes años realizandose y que merece todo el éxito que pueda alcanzar.

Como suele pasar siempre que un festival da un salto tan grande en su organización, suele haber algunos problemas que a veces se pueden solucionar y otras, como en este caso, no. El sonido de los dos escenarios se concedió a empresas distintas, una, la del escenario Gineta Rock, el exterior, funcionó razonablemente bien y los conciertos se fueron sucediendo con normalidad más allá de las incidencias que son habituales en este tipo de eventos, la otra, la del escenario Corazón de Metal, el interior, fue un auténtico desastre, el técnico no se había mirado ni uno solo de los raiders técnicos que le mandaron las bandas, no tenía ni idea de ecualizar ni tampoco de modular el sonido de los diversos instrumentos por lo que el desaguisado fue mayúsculo.

Ni una sola de las bandas que tocaron en el interior tuvo un sonido, no ya bueno, sino razonablemente aceptable. Los micros no funcionaban y se tardaba varias canciones en arreglarlos, algunos instrumentos ni siquiera se oían, de los speakers solo salían agudos y en alguno de los casos el sonido fue una sucesión de acoples que impidió, no ya disfrutar de los conciertos sino también poder seguirlos con cierta normalidad.

También se produjeron algunos problemas con las bebidas y la comida, de hecho solo se contaba con un food track porque el resto de los previstos no acudieron avisando a la organización con tan poco tiempo que fue imposible sustituirlos a tiempo, esto motivó largas colas para conseguir un bocadillo y cierto malestar entre los presentes. Con la bebida hubo varios problemas con los dispensadores de cerveza que dejaron de funcionar y se tardó algún tiempo en poder medio solventarlo y también, supongo porque la afluencia de público fue mucho mayor de la prevista, se terminaron algunas bebidas teniendo la gente que resignarse bebiendo otras.

En definitiva, todas estas incidencias son puntos de mejora para las siguientes ediciones y me consta que la organización ha tomado buena nota y se va a hacer todo lo humanamente posible para que no se produzca el año que viene, ya programada la XVI edición para el 28 de septiembre de 2024.

Pero no todo es negativo, por supuesto, musicalmente y pese a los problemas citados esta edición fue un gran éxito y pienso que el público se fue muy satisfecho y con ganas de repetir el próximo año, así que entraremos en materia:

PARAÍSO TERRENAL

Esta edición se inició con los vallisoletanos Paraíso Terrenal, con un solo disco en su haber, "Fuego en tu interior", editado en 2022 se mostraron solventes y contundentes. Heavy Metal con tintes de Hard Rock o viceversa, canciones bien elaboradas, buenos riffs y melodías muy pegadizas con estribillos que, sin darte cuenta y sin conocerlos previamente, acabas coreando y cantándolos con ellos.

Hay que decir también que fueron los únicos del escenario interior que gozaron de un sonido aceptable, lo que hizo que su actuación luciera mucho más que la de otras bandas. Una buena propuesta con mucho futuro por delante dentro de su estilo. Cerraron con una excelente versión de la siempre difícil "Maldito Sea Tu Nombre" de Ángeles del Infierno.

DAERIA

Los barceloneses dieron el pistoletazo de salida al escenario exterior y, a estas alturas, creo que ya está todo dicho de esta banda, de sobras conocida por toda la parroquia metalera española.

Venían a presentar su último y reciente trabajo, "Morfeo", y presentaban algunas novedades destacables, después de la salida de su guitarrista Eimel Trejo, ha irrumpido en la banda, como un vendaval su sustituto Carlos Sinisterra que, aparte de ser un grandísimo guitarrista, ha dado un empujón quizás definitivo a los coros de la banda pues tiene una calidad vocal que bien podría permitirle algún día si se tercia, hacer la voz principal en algún tema. Sus coros lucieron a un altísimo nivel incluso, en algunas ocasiones, con casi el mismo protagonismo que la voz de su cantante, Ángel Ortiz.

Dieron un buen concierto, como suele ser habitual, alternando temas nuevos y clásicos y terminando con la imprescindible "Reina de Corazones". Siempre es un placer disfrutar de Daeria y esta vez, no fue menos.

ARGION

Los siguientes en el escenario interior fueron los asturianos Argion y con ellos empezó el calvario de problemas de sonido que ya no nos abandonó hasta el final de los conciertos en este espacio.

Después de la intro inicial la banda empezó a desarrollar el primer tema con la sorpresa que el micro de su cantante no funcionaba y, por lo que parecía, no se iba a solucionar fácilmente, así que optaron por abandonar el escenario y hacer un reinicio con los problemas solventados. Así fue y después de la segunda intro ya pudimos oír al cantante, de hecho fue casi lo único que se oyó en el concierto, su voz, junto con la batería con una ecualización tremendamente aguda que hería los oídos de todos los presentes. Todos estos problemas convirtieron lo que tenía que ser un actuación épica en un despropósito que para nada se merece esta banda.

Ellos no quedaron satisfechos, evidentemente, y creo que el público tampoco. Después de su brillantísimo paso por el Leyendas del Rock, donde dieron un grandísimo nivel, la banda, ni mucho menos pudo demostrar su categoría y su calidad aquí. Recomendaría a todos los presentes que les den otra oportunidad y los disfruten con un sonido correcto para poder valorar, seguro que positivamente, la gran labor que hacen estos músicos sobre el escenario.

INFAMIA

Los de Alfaro se presentaban en un festival donde ya han estado varias veces en su gira de despedida. Por lo que parece, y por lo que confirmaron ellos mismos, esta será su última gira como banda, lo que es una pena pues su propuesta Heavy/Power Metal es más que respetable y se encuentran en una edad en la que les queda aun mucho futuro por delante. Esperemos que se lo replanteen y podamos seguir disfrutando de esta banda en el futuro.

Su concierto fue muy bueno, dieron un buen repaso a su discografía y se mostraron en todo momento activos y empáticos con el público. Vinieron, tocaron y convencieron a todos los que los vieron pese a la temprana hora que les tocó actuar. En definitiva un buen concierto que contribuyó en mucho a calentar el ambiente para lo que venía después.

DAWN OF EXTINTION

Los siguientes en el Corazón de Metal fueron los valencianos Dawn of Extintion, su original propuesta mezcla de Metalcore, Death, Thrash y algunos otros palos del metal también merecía mejor suerte de la que tuvo. Mal sonido, como todos en general en este escenario, aunque hay que reconocer que no fue de los peores de la tarde/noche.

Dieron un buen concierto, presentando su EP "From Tears to Vengeance" y gustaron mucho a todos los que se congregaron para verlos. Pese a su corto recorrido son una muy buena banda que seguro que en el futuro recogerá buenos frutos de su buen trabajo actual. A mi, particularmente, que era la primera vez que los veía en directo, me gustaron mucho y, seguro que repetiré en alguna otra ocasión en mejores condiciones para disfrutarlos.

CELTIBEERIAN

En el escenario exterior era hora ya de la propuesta más festiva y alegre de todas las que teníamos este año. Su propuesta de Folk Metal, pese a que su último trabajo es del 2017, gusta mucho a la gente y eso se nota. Con zanfona, violín, flauta, gaita y demás instrumentos habituales en este estilo, pasados por el filtro de la potencia metalera que daban batería, bajo y guitarra cuajaron una gran actuación, con dinosaurio incluido casi al final del show.

Una propuesta de este tipo no puede faltar en un festival y si Celtibeerian está al alcance, no veo mejor manera de llevarla a cabo, no en vano son los abanderados del estilo en este país y una de las bandas más prestigiosas y con mayor solera en su terreno.

Ahora solo cabe esperar la publicación de su nuevo trabajo, "Nertos" previsto para el último tercio del año, para certificar, más allá de toda duda que son referencia en su estilo.

AEPHANEMER

De vuelta al escenario interior era el turno de la primera de las dos bandas internacionales presentes en esta edición del festival, los franceses Aephanemer con su propuesta de Black/Death Melódico.

Ellos fueron los que peor sonido tuvieron de todo el festival, su actuación fue una concatenación de acoples de principio a fin, el sonido estaba tan condensado que no se oía absolutamente nada, no se diferenciaban instrumentos y, entre acople y acople, al menos yo, era incapaz de percibir que estaban tocando en cada momento. Su sufrimiento fue inmenso y el público en ningún momento pudo apreciar la calidad de la banda.

Habrá que esperar una mejor ocasión para poder verlos y valorar razonablemente su trabajo escénico, aquí no fue posible ni siquiera hacerse una idea de lo que estaban tocando.

MANEGARM

Terminada la agonía que representaron las condiciones del concierto de los franceses, en el escenario Ginetarock era hora de escuchar y ver la propuesta de la segunda banda internacional presente en el festival, los vikingos suecos Manegarm. Su propuesta de viking metal sin guturales, con mucha melodía y unos temas que invitan a saltar y a disfrutar, violín incluido, gustó muchísimo a todos los que se congregaron a pie de escenario para verlos.

Presentaban su último trabajo "Ynglingaättens öde" del año pasado, pero la verdad es que dieron un buen repaso a su extensa discografía, absolutamente sonrientes, disfrutando del momento daba la sensación que se tomaron su presencia en Albacete como una bendición que les permitía unas mini vacaciones (se les vio también disfrutando de la actuación de Angelus Apatrida entre el público).

Dieron un gran concierto, con el mejor sonido de la noche sin ninguna duda y, pese a su veteranía, creo que ganaron un buen número de nuevos seguidores. Un 10 para los suecos y su concierto.

VHÄLDEMAR

De vuelta al infierno del escenario Corazón de Metal, era ya el turno de la última banda confirmada en el festival, los vascos Vhäldemar que vinieron a sustituir la baja de última hora de Warkings.

Tampoco ellos, a estas alturas, sorprenden a nadie, sus conciertos se cuentan entre buenos, mejores y excelentes y, pese a los grandes problemas de sonido que les acompañaron durante todo el show, los ya clásicos agudos descontrolados y ecualización pésima que no dejaba oír nada con nitidez, se supieron sobreponer y dar un concierto más que digno, con invitado a la voz en uno de los temas también.

Carlos Escudero, Pedro J. Monge y sus chicos siempre están a gran nivel y dejan satisfechos a propios y extraños, en esta ocasión mucho más que ellos mismos que salieron bastante alterados por los problemas de sonido y, para nada satisfechos.

Siempre es un acierto contar con Vhäldemar para un festival y esta vez también lo fue.

ANGELUS APATRIDA

Y llegados a este punto teníamos el plato fuerte del día, la que a día de hoy es la banda más internacional de este país, los thrashers albaceteños Angelus Apatrida que, como dijo el mismo Guille, no tienen muchas ocasiones de tocar en casa y aprovechan el Gineta Rock para poder hacerlo siempre que hay ocasión.

Este era su último concierto de la masiva gira actual antes de la publicación de su nuevo trabajo "Aftermath" y también aprovecharon la ocasión para presentar, por primera vez en directo, algunas de las canciones que conformarán este disco que tiene pinta de ser el mejor de su carrera hasta el momento.

Los nuevos temas suenan de escándalo en directo y la actitud de la banda siempre es enorme, como en el pasado Leyendas del Rock, aprovecharon uno de los temas para que su guitarra David se mezclara con el público y se formara un enorme pogo a su alrededor.

Los 80 minutos de su actuación se hicieron muy cortos y todo el mundo se quedó con ganas de más.

DIABVLUS IN MUSICA

De vuelta al interior asistimos al espectáculo más esperpéntico y lamentable de todo el festival.

La salida a escena de Diabulus in Musica fue un auténtico despropósito, sin sonido ni de micrófono, ni de guitarra ni de teclado sus dos primeras canciones fueron un auténtico calvario tanto para la banda como para el público, cosa que acabó motivando la irrupción del mánager en el escenario y la retirada de los músicos que se negaron a seguir si no se solucionaban los graves problemas de sonido que había.

Algo se consiguió, aunque no mucho, y pese a que a partir de este momento se pudo escuchar a toda la banda, el mal sonido terminó desluciendo un show que se merece, por calidad y por actitud de los músicos, muchísimo más de lo que fueron capaces de ofrecer. Su metal sinfónico que siempre raya a gran altura, terminó diluyéndose entre los problemas técnicos y teniendo un resultado muy inferior al merecido por la banda.

Como en el caso de Argion, si alguien los estaba viendo por primera vez le pediría que no se quede con esto y les de otra oportunidad donde la banda pueda estar a la altura de la que son capaces y donde demuestren su inmensa categoría artística.

TIERRA SANTA

Los riojanos fueron los encargados de cerrar el escenario Ginetarock en esta ocasión haciendo un concierto de los habituales en ellos. Desgranando sus enormes clásicos que todos conocemos y sabemos corear, pero esta vez quizás aderezados en demasía con temas de sus últimos y no muy brillantes trabajos que lo único que conseguían era frenar el entusiasmo de los presentes.

Como siempre, la banda se mostró distante y nada empática con su parroquia de seguidores, algo que quizás deberían replantearse aunque a estas alturas de su carrera dudo que nunca hagan. Su concierto, como siempre solvente y contundente y pese a algunos desajustes de sonido en las guitarras en algún momento dejaron satisfechos a los asistentes.

A la espera de la publicación de su próximo disco en directo, que llegará en breve, demostraron el porqué de su estatus como una de las bandas con más solera de España.

SYLVANIA

Los valencianos fueron los encargados de cerrar el festival presentando su último disco "Purgatorium" y su nuevo cantante, el ex Nocturnia, Symon. Como todas las demás bandas gozaron del sonido infecto del escenario Corazón de Metal que deslució bastante su propuesta Power Metal veloz y contundente.

Pese a todo cuajaron un show más que aceptable, sus composiciones estan pensadas para su ejecución en directo y soportan muy bien todas las inclemencias externas. Un cierre notable para esta edición de Gineta Rock.

Ahora solo queda agradecer el magnífico trato que la organización nos dio a todo el equipo de TNT Radio Rock, tanto en el stand de firmas como a pie de escenario y esperar con impaciencia el cartel de la siguiente edición, la número dieciseis, de un festival que está consolidado como el clásico que cierra, a final de septiembre, la temporada de festivales de verano en España.

Textos: Quim Brugada
Fotos: Majes & Quim Brugada

Galería de fotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

KIVENTS
DOOM ORANGE
Z! Live
Resurrection
cross