TNT Radio Rock
LEYENDAS DEl ROCK 2024
Crónica de concierto

ROADBURN FESTIVAL 2024, Tilburg. Día 4 (21/04/24)

Inicio » Cronicas » ROADBURN FESTIVAL 2024, Tilburg. Día 4 (21/04/24)

DÍA 4, DOMINGO 21 ABRIL

Desde que frecuento Roadburn, cada edición vivida me ha demostrado, que el último día, al caer en domingo, se disfruta de una manera más relajada, pues termina siendo el menos frecuentado y te deja moverte como pez en el agua entre los distintos escenarios.

USE KNIFE fue una sorprendente aportación por parte de los tres músicos Stef Heeren, Kwinten Mordijck y Saif Al-Qaissy, dos belgas y un iraní, que a través de unas telas sobre las que se proyectaban imágenes, iban dejaban medio entrever sus figuras mientras expresaban ritmos minimalistas a todo trapo a una velocidad endiablada y enganchona provocando que sus sonidos de corte tradicional árabe casara de forma curiosa con la música occidental. El sonido de las percusiones y los visuales que se podían ver, harían que su propuesta fuera una aportación entusiasma durante los primeros compases de la jornada.

DIE WOIDE JAED with METROPOLE ORKEST fue un concierto muy diferente para disfrutar con todo el relax que se merecía el momento. Detrás de esta historia se encontraba el compositor y productor Sebastian Lee Philipp, así como la veterana orquesta holandesa fundada en 1945 que ya pudimos ver con decenas de músicos sobre el escenario acompañando a Tom G.Warrior en este mismo lugar en el año 2019, entonces para recrear los temas de Celtic Frost. En esta ocasión el encargo por parte del festival era algo más orientado hacia la música experimental electrónica con un sentido minimalista cuyas líneas maestras las iba enfocando Sebastian mientras tras la dirección de orquesta iban poniendo su decoros batería, percusiones, vientos y metales dándole una pompa especial los músicos de la Metropole. Fue un momento sin igual muy difícil de volver a ver repetido. Una ocasión única que una vez más ponía en la cúspide las innovaciones que caracteriza al festival.

VERWOED llegaban a Tilburg desde Utrecht, así que estaban medio en casa, con muchos compatriotas delante dispuestos a disfrutar del black metal que practican desde hace casi una década. Su disco más reciente, “The Mother”, estuvo bien presente en el set puesto que lo hicieron entero, pero ante todo fue una buena manera de conocer a fondo a una banda no tan conocida para los que veníamos desde fuera de Holanda. Ellos ya habían tocado anteriormente en 2017 y 2018 dentro de la programación del festival en el pequeño club Cul The Sac que antes formaba parte de los escenarios habituales de Roadburn, donde recuerdo era difícil de entrar por el poco aforo que tenía y los solapes con los que siempre contaba. Así que en resumidas cuentas, esta era una forma de disfrutar de primeras de ellos como si fueran nuevos. Y es que de esto hubo mucho durante esta edición del festival, pues fueron numerosas las apuestas por parte de la organización, para dar visibilidad a bandas que están luchando por enrielar su trayectoria, y claro, sin duda este lugar es uno de los mejores escaparates que pueden tener.

NEPTUNIAN MAXIMALISM fue otra de las aportaciones sorprendentes del día. Bajo este nombre se encuentran un colectivo de músicos cambiante que puso a funcionar en 2018 el multiinstrumentista Guillaume Cazalet y el veterano saxofonista Jean Jacques Duerinckx. Presentaron su nuevo álbum “Le Sacre Du Soleil Invaincu”, que fue grabado previamente en una iglesia de Londres a finales de 2023. De forma especialmente interesante nos dedicaron un show en el que fueron desarrollando un concepto que aunaba la música clásica india a través de instrumentos amplificados que hacía que sonara aquello de manera sobresaliente.

FEAR FALLS BURNING fue otra banda que también dedicaría su actuación a mostrar de forma integra el contenido de su último trabajo “The Principle Flow”, que mostraba sus trazas experimentales bajo show contenido en donde la expresión más estruendosa llegaba a cuenta gotas por parte del batería Tim Bertilsson, y por supuesto llevando las líneas maestras por delante Dirk Serries, el prolífico músico conocido por llevar durante dos décadas en distintos guisos a cual más interesante. A ellos se le unía  el saxofonista británico Colin Webster para aportar más madera a este maravillo desconcierto sonoro, que marca líneas musicales introspectivas muy personales difíciles de digerir para quien guste de la música con armonías bailables.

GRAILS se encuentran cercanos a las dos décadas y  media de actividad, pero tan sólo habían actuado dos veces con anterioridad en el festival, aunque bien es cierto que también tuve ocasión de ver al líder y guitarrista Zak Riles con su proyecto paralelo Watter tocar por aquí en 2018.  La banda estadounidense de Porland, nos transportó a un mundo imaginativo, lleno de sensaciones para vivir, observar y sentir gracias a sus desarrollos lentos pero incisivos, llenos de brillo, sensibilidad y minimalismo. Aunque venían estrenando su álbum “Anches En Maat” dieron cobertura a temas de su amplia discografía en lo que fue un setlist donde rezumaba de forma formidable coloridos sonoros dentro del marco del post rock.

La experiencia fallida que había tenido con FLUISTERAARS el viernes, no porque fuera una mala actuación, sino porque me presenté a ver un show experimental que no se correspondía con la intensidad sonora que estaba buscando, aquí quedaba totalmente resarcida. Tras quince años en funcionamiento editando trabajos de estudio, por parte de estos holandeses que no se animaban hasta hace poco a tocar en directo, llegaba la ocasión de ver la verdadera cara sonora de su sonido en primera línea. Las cosas han cambiado, al menos para los seguidores de Roadburn, porque nos hicieron disfrutar de su black metal de enfoque crudo dejando atrás la misteriosa estrategia que mantenían de alimentarnos los oídos con su música sin dejarnos hacernos participes de las sensibilidades que saben mostrar en vivo.

THE JESUS AND MARY CHAIN ofrecieron un show plagado de los grandes recuerdos que aborda su carrera discográfica, pero de una manera especialmente selecta, dedicando las notas más duras y rápidas a la primera parte del set, que también incorporó buena parte de canciones incluidas en su último trabajo “Glasgow Eyes”. Empezaron su recital con el tema nuevo “Jamcod”, y le seguirían a este “Happy When It Rains”, “Head On”, “All Things Must Pass”, y las también recientes “Chemical Animal” o “The Eagles And The Beatles”. Por la línea de lo oscuro fueron perfilando un show que desgranaba su amplio catálogo, ese que mantiene en activo a la banda escocesa desde hace cuatro décadas bajo la tutela de Jim Reid y Willian Reid, quienes marcan con su voz, guitarras e imagen cualidades imperecederas en su trayectoria.

DÖDSRIT me tienen enganchados. Lo reconozco. Esta formación sueca de black metal sabe encauzar las sonoridades más duras y densas con las armonías más rápidas y melancólicas. La duración de algunos de sus temas, cambiantes en su estructura, hace que tengan cierta definición progresiva. Previamente ya tenía bien escuchado su nuevo trabajo “Nocturnal Will”, y todo eso facilitó que pudiera incluso tararear con convicción parte de las canciones que aquí presentaron, como fue el caso de “Irjala”, “Celestial Will” o “Noctural Fire”.

Los ingleses THE BEVIS FROND con Nick Saloman al cargo ha sido una banda influyente para los círculos del rock psicodélico desde hace más de tres décadas, pero claro, no siempre ha sido posible verles en directo. Son numerosas las producciones discográficas que tienen a sus espaldas, y tener algunas pinceladas de ellas fue algo importante, pero es que además venían con disco a estrenar, “Focus On Nature”, del cual nos mostraron piezas como “Head” que encajaban perfectamente entre la larga ristra de canciones de distintas épocas bien encajadas en un show, que supondrá un parón definitivo para la banda, cuando terminen con su extensa gira programada.

Aun quedarían un par de cartuchos más antes de despedirnos de esta interesante edición. El primero en el Mainstage con CLOAKROOM, y su peculiar sonido shoegaze dando cuenta en gran parte durante el set que traían, de su álbum conceptual “Dissolution Wave”.

Y el segundo, tendría lugar de forma paralela en el cercano Next Stage, donde actuaba la joven banda belga GROS COEUR, con remarcados tintes psicodélicos que te hacían bailotear de forma eufórica, y que dada su juventud creo que aún nos queda tiempo por delante para verles consolidar su camino. Su apuesta por un sonido algo hipnótico en forma de bucle, era ideal para pensar que esto no querías que se terminara, y al mismo tiempo ya ir relajando toda la tensión acumulada por los continuos vaivenes de un lado hacia otro que habían tenido lugar durante cuatro días,  intentando disfrutar de un artista consolidado o queriendo descubrir a una banda bien referenciada, siempre intentando evitar aforos intermitentes en las puertas de acceso a los distintos escenarios, así como jugando con los solapes inevitables. 

Texto y fotos: Raúl “Mister Virus” García

Fotos de ROADBURN FESTIVAL 2024, Tilburg. Día 4 (21/04/24)

Publicado el 22 de mayo, 2024
Mr. Virus
Realizada por Mr. Virus
Colaborador de TNT Radio Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

KIVENTS
NOX AETERNA
Z! Live
Resurrection
EPITAPH
cross