TNT Radio Rock
LEYENDAS DEl ROCK 2024
NOTICIA

Crónica: ROADBURN FESTIVAL 2023, Tilburg. Día 3 (22/04/23)

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: ROADBURN FESTIVAL 2023, Tilburg. Día 3 …
Leelo en 
12 mins

DÍA 3, SABADO 22 ABRIL

Con el noise rock de los canadienses KEN MODE entraba en el juego de la tercera jornada y el baile de solapes por los escenarios. Estamos situados en el escenario The Terminal a pocos minutos de que todo explote por los aires. Para ellos era la primera aparición en Europa en casi 5 años, y se notaba las ganas que tenían de dejar su huella sonora en Roadburn., porque fueron totalmente demoledores compartiendo de forma natural, una intensidad que iba subiendo escalones de forma vertiginosa. Si estuviste allí y tenías como referencia el trabajo publicado el pasado año bajo el título “Null”, te sentirías feliz de haber podido escuchar algunos de sus temas densos y claustrofóbicos, como fue el caso de “A Love Letter”, “But They Respect My Tactics” o “Lost Grip” .

SANGRE DE MUÉRDAGO casi al mismo tiempo que KEN Mode estaba haciendo “As Voces Da Pedra” en el Next Stage. Ya me costó salir a mitad del concierto anterior, pero como artistas en residencia que estaban protagonizando los gallegos, la ocasión de sentir el intimismo folk no quise dejarla pasar tras no poder ver sus otras dos actuaciones programadas en distintos días. La concentración era máxima por parte de músicos y público, que les regalaba el respeto del silencio para que las pausas entre cada una de las piezas que interpretaban fueran como un refuerzo de sonido más en la estructura de su sonido, aderezado con instrumentación adecuada para que todo el folclore del que se embadurna el grupo, se ejecute de forma real, alejado del samplers. El homenaje que le brindó el público con sus aplausos seguramente que fue la respuesta de la fidelidad sobre lo esperado. Yo del todo no lo podré saber, porque no lo vi entero, pero hasta donde llegué me encantó el cariño que el público les mostró a nuestros compatriotas.

Los africanos DUMA junto a los brasileños DEAFKIDS crearon un híbrido, que dio lugar a una extraña fusión de ruidos polirítmicos noise rock y punk, algo lenta en su desarrollo, aunque no dejaría de ser tan inquietante como hipnotizante. Honestamente, prefiero verlos a cada uno nadando en la inmensidad de sus propias canciones, aunque aquí lo que aportaba este experimento era verles por dónde eran capaces de salir. Las distorsiones, amplificaciones y degradación del sonido que hicieron todos juntos tuvieron amagos de causar un efecto de disturbio en la percepción de la realidad con  haces de luz tenue entre tonos blanquecinos y oscuros que ambientaban el espacio que ocupaban. La performance contó con espasmos esperados, al son de los enloquecedores ritmos de batería y farfulladas vocales, dando muestra de una interesante jam session entre lo electrónico y lo metalero. Aún me quedaría algo de tiempo para ver el tramo final de HEALTHYLIVING, con Amaya López-Carromero al frente, quien había estado de forma más intima realzando piano y voz a través de Maud The Moth en la jornada anterior. Aquí en formato de banda con Scott McLean y Stefan Pötzsch destapaba una contundencia densa. Me quedé con la sensación de necesitar descubrir más a fondo esta aventura que parece tienen bien asimilada por Tilburg.

SOWULO me situaba frente al proyecto del multiinstrumentista Faber Horbach, compositor y productor de todo ese aurea espiritual, adecuado por los que gustasn de las atmósferas rituales vikingas. De hecho Faber participa en los rituales tocados con instrumentos de hueso que encarnan los alemanes Heilung, aquí con un enfoque algo diferente, pero que pone en un punto de partida a los no iniciados sobre Sowulo para tener una referencia. Su propuesta fue una mezcla sonora de corte tradicional y  melancólico, con la quietud de unos músicos que se basan en exponer un sonido contemplativo a base de instrumentos tanto medievales como contemporáneos. El ritmo poco agitado, transportó a los oyentes dentro de un viaje de meditación donde parecía pararse el tiempo, hasta que se encendieron las luces, y salías de la hipnosis.

DEATHLESS VOID fue otro de esos descubrimientos que te brinda el festival. Con sede en Ámsterdam, y la escueta referencia de que venían del underground holandés, dejaron entrever su espíritu misterioso arraigado a los pilares del death y del black metal. Jugaron bien su baza frente a un público que procedía de lugares distantes como era mi caso, y seguro que el de otros muchos europeos que les gusta ponerse en frente de las sorpresas locales. La audiometría empezó a dar resultados de riffs malvados y afilados dentro de un caos psicodélico que amenazaba locura percusiva. Y hasta ahí os puedo contar. Imagino que en un futuro habrá más información sobre estos tipos sin identidad conocida que no tienen nada publicado aún de forma oficial. Supondo que están dentro de una campaña de marketing de algún sello local o arraigado al festival, y por lo tanto, que este será un punto de partida para una próxima visita ya con los engranajes más engrasados. Esperemos que hasta que llegue ese momento, no pierdan el aceita por el camino.

¡Con CHAT PILE continuaba la línea para bingo! Otro caso de descubrimiento que me llamó la atención. Y que tras ver la actuación integra, no dejo de quitarme de la cabeza la que para mi (y tal vez para ellos) sea una referencia cercana: Pigs Pigs Pigs Pigs Pigs Pigs Pigs. Llegaron desde la ciudad de Oklahoma y acapararon la tención de al menos medio festival en el Maingstage, sobre todo su cantante descamisados andando descalzo a lo zampo y prostituyéndose contra el suelo en un afán por darle más claridad a sus interpretaciones. ¡Sin duda es un buen actor! Pero también lo es llegando a la gente con su música y sus propuesta noise rock que pasa por la tangente de otros estilos. Es decir, que estamos ante una elipsis ecléctica que va tomando forma desde el año 2019 a medida que se deforma su impulso musical. Hace cuatro años publicaron el EP “This Dungeon Earth” y después llegó su debut de larga duración “God's Country”, que mostraron con convencimiento. Al menos a mi me calaron.

HIGH VIS, otro descubrimiento, en este caso procedente de Londres. Me gustó la intensidad del arranque que tuvo pero me pareció después acomodarse en una línea que no terminaba de avanzar hasta el punto de “romperlo todo”, que de primeras me daba la sensación que llevaban por actitud. Su sonoridad entre el post punk y el hardcore fue oscilando y entreteniendo, con arranque más enganchones y ritmos en otras ocasiones algo más pausados. Me tocará profundizar en ellos, y tras escuchar detenidamente su disco “Blending” buscaré una nueva ocasión para degustar su directo. Aun no tengo claro si son unas alborotadores apasionados, o simplemente les gusta el entrenamiento a marchas pausadas.

Los hardcoretas estadounidenses CANDY tenían encargado hacer íntegramente su disco “Heaven Is Here” publicado el pasado año, y no dudaron en mostrarlo con la violencia sonora que su contenido requiere, con ráfagas de sonido ruidoso por todo el escenario, a base de otros sonidos que salían del teclado mientras el aporreamiento de la batería elevaba un grado más la cosa. Se hicieron de notar, eso no quepa duda, a base de ruido áspero. Antes tuve ocasión de ver de forma más pausada e intima a DAVID EUGENE EDWARDS con sus westerd sound, no dejando pasar la ocasión para repasar temas de su country alternativo a través de Wovenhand y 16 Horsepower, incidiendo en las versiones de algún tema tradicional y cómo no, el apreciado toque folk de Bod Dylan, que le venía que ni pintado. Todo el respeto para un tipo a respetar que narra música con su guitarra desnudando el escenario, dejando al aire libre sus sentimientos.

CAVE IN se presentaban de nuevo en Roadburn cuatro años después. Con las labores de bajo a cargo de Nate Newton de Converge y despuntando Stephen Brodsky como una de las partes de voz y guitarra importantes en el seno de la formación, quien de forma paralela también está en bandas como Old Man Gloom y Mutoid Man. En fin, aburrirse seguro que no es su meta estando presente en tantos proyectos. Junto al otro guitarrista y cantante Adam McGrath fueron repartiendo partes vocales. Se les veía cómodos repartiendo el trabajo de voces en directo, y aprovechando para explayarse con las partes de guitarra cuando cada uno podía desligar su cuerpo del micrófono, pues fueron como nervios a la hora de hacer riffs con sus instrumentos, mientras iban desgranando un set list al que llamaron “Interstellar Mixtape” y que estaba formado por un repaso a sus variadas facetas sonoras, recuperando temas propios y dando vida a versiones de The Cure, Fleetwood Mac y Bad Brains entre otros. Al día siguiente sería el turno de su último trabajo publicado como “Heavy Pendulum” como muchas partes de metal y guitarras gruesas, que tocarían al completo.

 

Y SHAGOR pondría para mí el punto y final a esta jornada en el Hall Of Fame. Una vez más la escena black metal holandesa tenía un representante que mostrar aún por madurar, pero con muy buenas hechuras en los pocos años que llevan dando relevancia al novedoso undeground local. Con un sonido crudo, embriagador y atmosférico, así como una oscura presencia escénica que conjuntaba a la perfección. Para la banda es un gran paso a dar a la hora de obtener visualización y el reconocimiento por salir de los cimientos de una escena amplia que maneja muchas referencias, pero que siembargo, no todas las bandas pueden constatar haber pasado por el festival de festivales, a la hora de experimentar con trayendo a sus escenarios propuestas nuevas y experimentales, al tiempo que consigue que bandas clásicas hagan conciertos inéditos.

Texto y fotos: Raúl “Mister Virus” García

Publicado el 17 de mayo, 2023
Mr. Virus
Realizada por Mr. Virus
Colaborador de TNT Radio Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

KIVENTS
NOX AETERNA
BLACK TEMPLAR 2
MYFBEF2024
EPITAPH
cross